30 de octubre de 2015 | Más Ciencia en la Prensa

Renuncia de Brieva a Conicyt desata la molestia de científicos chilenos

logo_MasCiencia

Tres presidentes en cuatro años, muestra que algo no funciona bien al interior del organismo encargado del desarrollo científico y tecnológico del país. Hoy, se confirmó la renuncia de Francisco Brieva, presidente de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt).

El ingeniero alcanzó a estar apenas 13 meses en el cargo y pese a que llegó con todo el ímpetu de mejorar la situación, renunció el miércoles.

El cese no fue sorpresa en el mundo científico, sino una muestra más de la poca importancia que la ciencia tiene para el Estado.

Ramón Latorre, director del Instituto Milenio Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la U. de Valparaíso y Premio Nacional de Ciencias Naturales cree que existe un innegable “problema de institucionalidad y de funcionamiento”.

“Francisco Brieva es un hombre extremadamente preparado, gran científico. Las medidas que tomó, las conversaciones que sostuvimos con él, decían que era la persona indicada. Él es un creador, podría haberlo hecho muy bien”, dice.

Fernando Valiente, coordinador nacional del Movimiento Ciudadano Más Ciencia para Chile, dice que no hay institucionalidad que permita, a quien está en el cargo, poder “pelear por el presupuesto”, porque hay muchos con quienes se tiene que enfrentar más arriba, entre ellos el Ministerio de Educación (del que depende Conicyt) y de Hacienda.

“Es engorroso, porque, ¿quién escuchó al presidente de Conicyt? ¿Quién escuchó sus fundamentaciones del presupuesto? Aparentemente nadie”, dice Jorge Babul, presidente del Consejo de Sociedades Científicas.

El académico de la U. de Chile recuerda que tras la salida de José Miguel Aguilera (septiembre de 2013), Conicyt estuvo casi un año sin presidente y eso fue muy serio para la institución y la comunidad científica. Según él, los cambios que Brieva trató de hacer se toparon con burocracia. “La renuncia nos pilla en un momento muy malo para la ciencia, tampoco se nos ha hecho caso con una propuesta de ministerio y yo lo veo como muy preocupante. No tener presidente, un presupuesto que no aumente como debería y no salgamos del último lugar de la Ocde”,dice Babul.

Para Katia Soto, directora de Fundación Más Ciencia,  la renuncia de los dos últimos presidentes, habla de la falta de interés del gobierno. “Había una señal. Se iba a tomar en serio y queda en punto muerto. Si no hay avance, quienes están en estos puestos ven la falta de voluntad del gobierno por avanzar, ni ministerio ni presupuesto”, explica.

La directora del Instituto Milenio para la Investigación en Depresión y Personalidad (Midap), Mariana Krause,  también cree que el escenario actual, demuestra la poca preocupación del Estado. “Lo conocí bien en el trabajo de la comisión. El está por la creación de un ministerio”, dice Krause.

Andrés Couve, director Instituto Milenio Neurociencia Biomédica (BNI) dice que si “el mandante -gobierno- no está a la altura y no comparte el trabajo desequilibrante que realiza Brieva, el desafío para él, desaparece. No es una caja pagadora de proyectos. Si Conicyt no cambia su estructura y quiere seguir siendo eso, está bien. Pero para eso, no necesita a alguien del calibre de Brieva”, señala Couve.

Desde el Centro para la Comunicación de las Ciencias de la U. Andrés Bello, Gabriel León, dice que el actual es escenario es triste para toda la ciencia. “Lo más lamentable es que a pocos les extraña su renuncia. Chile tiene  problemas que se pueden resolver con ciencia y tecnología, pero al Estado no le preocupa”, se queja.

El representante de los trabajadores de Conicyt, Arturo Pino, cree que Brieva se vio impedido de manejar algunas situaciones relacionadas con cambios a la orgánica y estructura de la institución. “Cuando llegó, los trabajadores vimos mucho entusiasmo en él, decía que teníamos que hacer de Conicyt un lugar donde diera gusto llegar a trabajar. Pero en el tiempo el entusiasmo se fue apagando por las trabas burocráticas, porque al final, no puedes solucionar el problema”, dice.

La Tercera intentó comunicarse con Conicyt sin éxito.

Cecilia Yáñez / Cristina Espinoza

FUENTE: 29 de Octubre 2015, La Tercera

Comparte este artículo

Nos gustaría conocer tu opinión

Esta es la opinión de los usuarios, no de Más Ciencia para Chile.
Hagamos este debate con respeto y sin ofender a los demás.
Nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que se consideren inapropiados.

Hay un comentario

  1. Víctor Leiva Pizarro dice:

    Para mi la renuncia del profesor BRIEVA en Conicyt no es ninguna novedad, todos los Pensadores, Cientificos, Hombres de bien, están renunciando debido a que la autoridad de éste país está actuando para si y su entorno, sin importar el destino de éste país tan golpeado por la naturaleza, por nuestros vecinos y volvemos a l común denominador múltiplo: La autoridad del Estado es la incompetente y si no piensa, no le dará los medios suficientes a la ciencia para seguir investigando

Deja un comentario

Tu correo no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

*