30 de septiembre de 2016 | Ciencia y Tecnología en Chile

María Teresa Ruiz recibe premio L’Oreal Unesco for Women in Science

2336686

Durante la segunda quincena de marzo del próximo año, la profesora y astrónoma María Teresa Ruiz, actual presidenta de la Academia Chilena de Ciencias, académica de la U. de Chile y directora del Centro de Astrofísica y Tecnologías Afines (Cata), estará en París.

La capital francesa recibirá a las cinco mujeres más destacadas del mundo en las ciencias físicas y la reconocida investigadora chilena es una de ellas. Junto a sus colegas Niveen Khasahab (Arabia Saudita), Michelle Simmons (Australia), Nicola Spaldin (Suiza) y Zhenan Bao (EE.UU.) recibirá el premio L’Oreal Unesco for Women in Science.

Esta es la primera vez que una chilena recibe este premio en la categoría Ciencias Físicas. En 1998 y 2007, lo recibieron las chilenas Gloria Montenegro y Ligia Gargallo, pero en categoría Ciencias de la Vida.

Desde Barcelona, España, donde tiene reuniones con investigadores chilenos, Ruiz reconoce estar “fascinada” y “muy emocionada” por este galardón. “Es un premio, probablemente, de los más importantes en el ámbito internacional de la ciencia”, dice al teléfono.

Los organizadores destacan su descubrimiento de la primera enana café y su trabajo en la comprensión de estrellas tenues, dos áreas de estudio que “se han transformado en tópicos muy importantes hoy”.

Se enteró del reconocimiento justo antes de viajar a París hace algunos días, donde llegó invitada por Casa América para celebrar los 350 años de la Academia de Ciencias de Francia.

Si todavía se entregan premios para destacar el trabajo de las mujeres científicas es porque la diferencia que existe con sus pares varones aún persiste, reconoce la astrónoma. Prueba de ello, fue la ceremonia de aniversario de la Academia de Ciencias francesas. “Estábamos en un palacio grandioso, frente al Louvre. Rodeados de maravillas y entre los más de 50 presidentes de academias de distintos países éramos solo tres mujeres: la presidente de la Academia de Ciencias de Israel, de Estados Unidos y yo. Éramos las únicas mujeres, todos los demás presidentes de ciencias eran hombres”, reflexiona.

La Premio Nacional de Ciencias Exactas en 1997, dice que de a poco la mujer ha ido tomando más espacios destacados en la ciencia pero aún no es suficiente, y no sólo en Chile. “Miraba los bustos y cuadros que habían en el edificio de las ciencias francesas y todos eran de hombres destacados. No había mujeres y eso es lo que ha pasado en la historia. A la propia Marie Curie, nunca la quisieron aceptar como miembro de la academia”.

Respecto a labor de las científicas en el país, la investigadora dice que hay mujeres maravillosas que han hecho grandes aportes al conocimiento y desde la Academia Chilena de Ciencias seguirán relevando a las jóvenes y reconociendo los trabajos que ellas realizan. “Hay mujeres haciendo ciencia. Hay que rescatarlas y mostrarlas para que sus trabajos sean reconocidos y más mujeres quieran ser parte de este mundo”.

FUENTE: 30 de Septiembre 2016, La Tercera

Comparte este artículo

Nos gustaría conocer tu opinión

Deja un comentario

Tu correo no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

*